Resacón 2 ¡Ahora en Tailandia! : Misma fórmula, misma eficiencia

En 2010 Resacón en las Vegas sorprendió a muchos haciéndose con el Globo de Oro a mejor película cómica o musical frente a la sensacional 500 días juntos de Mark Webb. Dirigida por Tod Phillips (Starsky & Hutch) narraba el día después de una soberana despedida de soltero de la que un grupo de amigos no recuerda nada pero les presenta un enorme problema: a pocas horas de la boda el novio se encuentra totalmente desaparecido en la Ciudad del Pecado. La secuela cambia de escenario, Las Vegas por Bangkok, y en vez del novio quien desaparece es el futuro cuñado -que pasa por ser el ojito derecho del padre de la novia, quien no muestra mucho cariño por los protagonistas-.

Por lo demás, Resacón 2 repite sin pudor alguno lo que llevo al éxito a su antecesora, empezando por su gran reparto, la gran clave de ambas películas, liderado por un Zach Galifianakis (Bored to Death, Salidos de cuentas) que se confirma como el gran cómico a seguir durante la próxima década. Apuntalan el grupo protagonista un brillante Ed Helms (The Office) y un muy eficiente Bradley Cooper (El Equipo A) como el cuerdo de la pandilla. Tod Phillips aplica exactamente la misma estructura narrativa que en la primera parte: una breve introducción, una elipsis que cubre la noche loca y un nudo de la película en el que los protagonistas recorren la ciudad en busca de su amigo mientras descubren y sufren las consecuencias de las locuras que hicieron la noche anterior. Las relaciones con travestis sustituyen las bodas con prostitutas y en vez de liarla gorda en la mansión de Mike Tyson la montan en un templo budista, pero por lo demás los mecanismos se repiten como si fueran hechos en serie.

Sin embargo, a pesar de la sistemática repetición de recursos, la película es tan efectiva como la primera: divertidísima y perfecta para pasar un buen rato sin darle demasiado trabajo a las neuronas con humor ligero con un punto zafio. Los más de 500 millones de dólares que lleva recaudada la cinta (que costó 80 y que ya supera los 460 que facturó la primera parte) hacen pensar que en los despachos de Warner ya hay productores salivando mientras piensan en una tercera parte. Es totalmente impensable que repetir otra vez los mismos esquemas pueda resultar mínimamente efectivo de cara a una nueva continuación, pero dado que la boda que queda en el grupo es la del personaje de Galifianakis se hace prácticamente imposible que no veamos una nueva resaca en no demasiado tiempo.



Categorías:Críticas

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: