La red social: Ciudadano Zuckerberg

Lo cierto es que muchos no se tomaron demasiado en serio el proyecto de La red social hasta que se David Fincher, director de Se7en y El club de la lucha, se puso a la cabeza. El cruce de demandas en que se vio envuelto Mark Zuckerberg, fundador de la dichosa red social, es conocido por casi todos pero estaba por ver si la historia de unos estudiantes peleándose por una web podría aguantar una película.

El resultado no puede ser más sorprendente, cautivador y arrollador. Siguiendo fielmente los sucesos reales, el guión de Aaron Sorkin (mente creadora de El ala oeste de la Casa Blanca), basado en el libro The accidental billionaires de Ben Mezrich, convierte la creación de Facebook en una obra prácticamente Shakesperiana, llena de amistades que se tornan enemistades por ambiciones, envidias, puñaladas por la espalda, frustraciones y venganzas de muy baja estofa. Los personajes de La red social son, sin excepción, complejos, con sus virtudes y son sus miserias. Mark Zuckerberg no sale muy bien parado del film. Se le retrata como una persona movida por sus frustraciones amorosas y sociales, como un informático brillante y hasta cierto punto visionario pero con una nula inteligencia emocional, con una gran capacidad para enemistarse con quien le rodea por idioteces y para acercarse a gente peligrosa. Por envidia tonta, traiciona a Eduardo Saverin, cofundador de la web que había estado a su lado desde el principio, y se deja cautivar por la labia de Sean Parker, creador de Napster, quien le proporciona a Facebook un crecimiento espectacular pero que también lo lleva al borde del precipicio. Por si fuera poco la película deja claro que Zuckerberg robó la idea a los hermanos Winklevoss, que le propusieron programar una red social HarvardConnection.  Poco antes del final de la película un personaje le dice al protagonista: “no eres un gilipollas, pero te esfuerzas mucho por serlo”. Ese es el Zuckerberg que retrata  La red social. En la gloriosa escena final es el milmillonario más joven del mundo, pero es un personaje que transmite una profunda lástima. Como Charles Foster Kane en Ciudadano Kane, él lo tiene todo pero no tiene a nadie.

Fincher huye de sus típicos efectismos visuales, rueda con sobriedad y imprime en el montaje un ritmo brutal, alternando dos líneas temporales distintas –la creación de Facebook y su desarrollo con escenas de los distintos litigios en los que se ve envuelto- acentuando así la degradación de las relaciones sociales de Zuckerberg. Esta vez no le hace falta la violencia visual de El club de la lucha, ni que la cámara atraviese paredes como en La habitación del pánico. La la trama no es tan espectacular como la de Se7en ni tiene el sentimentalismo facilón de El curioso caso de Benjamin Button. No le hacen falta, la historia y los personajes que tiene entre manos son suficientemente potentes por si mismos y prefiere no desviar la atención. Además, Fincher saca un partido extraordinario a un reparto lleno de jóvenes donde brillan Andrew Garfield (El imaginario del Doctor Parnassus) y –sí señores, sí- Justin Timberlake como el peculiar creador de Napster. Mención aparte merece Jesse Eisenberg (Zombieland) en el papel de Mark Zuckerberg que se postula como uno de los grandes actores de las próximas décadas.

Sin grandes fuegos artificiales, ni en el guión ni en el apartado visual, Fincher ofrece la mejor película americana del año,  y también su obra más madura. Nada que ver con lo que muchos pensaban que sería cuando se anunció el proyecto, no es una cinta que quiera aprovechar el tirón de Facebook para reventar la taquilla.  A medio camino entre la tragedia shakesperiana y la critica de Orson Wells, con sobriedad y apostando por unos personajes fabulosamente moldeados para desarrollar una suerte de Macbeth 2.0 o un Ciudadano Kane del ciberespacio.



Categorías:Críticas

Etiquetas:, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: